La mujer escribe y eso es lo que importa










26 de marzo de 2017

Graciela Wencelblat Wainbuch, 5 poemas 5


Fotografía de Peter Lindbergh


INQUIETUD

Antes de partir de viaje 
en el exótico restaurante 
que abrieron en Retiro 
la extraña mujer sentada  
en la mesa de al lado comió  
varios poemas. 
Uno lleno de dudas 
uno de amor 
uno rimado 
y de postre uno con palabras  
incomprensibles. 
Yo que sólo comí una sopa de letras 
no podía dejar de mirarla. 
se la veía liviana,contenta,  
segura de sí misma. 
Al levantarse me sonrió abiertamente 
como si algo, sutil y profundo nos uniera. 
Devolví la sonrisa y mientras caminaba 
pude ver una gran angustia en los tacos de su zapato 
y con una mirada mía -que desconocía- 
me vi adentro de su cuerpo llevándome a su selva. 




Fotografía de Miles Aldridge



TEORÍA DE LOS ESCÁNDALOS

Por el borde de cualquier escándalo 
se desprenden cascarillas extrañas. 
A veces se investigan por arriba 
otras con microscopios de avanzada técnica. 
Hasta ahora no se ha podido detectar a que se deben. 
Las estadísticas sobre este tema lo único que  
pudieron aclarar es que son más las mujeres 
                       las escandalosas. 
¿Serán escándalos de amor? 
Quejidos que se deslizan en la tarde . 
Serán de aquéllas que necesitan sonrisas para seguir luchando 
o las que buscan desesperadas palabras que intenten un mejor poema? 
¿Las que en briosos corceles van por el mundo desatando misterios 
y se ríen de ellas? 
Las que tienen una feroz memoria y no dejan que se olvide la necesidad de pan  
en los ojos de niños que parecen detenidos en el tiempo? 
O tal vez las que insisten en aprender a volar y se caen y levantan 
porque Girondo les susurra que sólo así una mujer vale la pena. 




Fotografía de Evelyn Benčičová




ALGO SABE

Ella se esconde detrás de un velo
no se deja auscultar por el viento
se resiste a ser decorada.
En desolación y despojo se abre
a la noche fantasmal ,
no le teme al azar , a la irrupción
             de lo desconocido,
a la confusión de la sangre cuando
habla de destiempos.

Sabe que en el centro de todo está el poema.

(de Cotidiana)




Fotografía de Katerina Plotnikova




HEMBRAS DEL PARAÍSO

Tejiendo el puente con tela de araña 
haciendo nudos a corazón abierto  
tratando de sostener la luna cuando 
la vi tambalearse perdí mi nombre 
y se oscureció el día  
se desparramaron las manzanas 
cientos de adanes corrieron detrás 
mordiscón a mordiscón 

Emergieron mujeres sin nombre  
-con abrazos de nostalgia- 
cantaron  
cocinaron 
hicieron el amor 

dieron con su instinto un ejemplo  
                        de ser 
ellas 
hembras del paraíso. 




Fotografía de Katerina Plotnikova


SORTEAR LO INDECIBLE

Desconozco esa mujer que se derrama sobre la tarde quieta 
el fulgor de esos ojos para adentro/de esas pestañas enredadas 
esa impasible demudada transparencia/ 
sé que va cayendo / 
Quisiera vaciarla / que caiga leve/ 
                      como una hoja  
como la sombra de una hoja/ 
como el recuerdo de esa sombra/ 
tal vez la luz ilumine un pensamiento 
                          aniquilado 
si encuentra el final de la caída/ 





Graciela Wencelblat Wainbuch 
(Buenos Aires, Argentina, 1947 -2013)
para leer su poesía traducida al portugués por Antonio Miranda
para leer más en: POEMASPOETAS
MÁS

25 de marzo de 2017

Ana Ilce Gómez, Poemas vayan


Fotografía de Susan Meiselas



POEMAS VAYAN

Poemas, vayan
Salgan al mundo
Llamen al pecho de los hombres
Rebasen el vaso de los amantes.

Mañana si quieren olviden mi rostro de náhuatl
Desconozcan la arcilla más simple de mi nombre
Eso no tiene la menor importancia

No moriré al morirme.




Ana Ilce Gómez 
(Masaya, Nicaragua, 1945)
de Las ceremonias del silencio, El pez y la serpiente,
Colección AHORA No. 2, Managua, Nicaragua: 1975
para leer MÁS
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...